Archivo de la etiqueta: Visitas Guiadas

SEMANA SANTA EN CUEVAS DEL ALMANZORA – PASIÓN VIVIENTE

Sin dudarlo, el pueblo donde se vive con más intensidad, en el levante almeriense la Semana Santa, es Cuevas del Almanzora, donde el municipio que vive y representa la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo de una forma inolvidable. Declarada de Interés Turístico en al año 2003.

Foto de José Guerrero, publicada en Wikipedia
Foto de José Guerrero, publicada en Wikipedia

La primera  estación de penitencia tiene lugar con la procesión del Viernes de Dolores, con las imagenes la Virgen María Santísima de los Dolores y Ntro. Padre Jesús Nazareno.

El Domingo de Ramos, se celebra en la Iglesia de la Encarnación a las 11 de la mañana una misa, en la cuál se bendicen las Palmas que anteriormente se han repartido a todos los asistentes. A continuación se hace la procesión y se vuelve de nuevo a la Iglesia para continuar la misa.

Por la tarde de Domingo de Ramos tiene lugar uno de los acontecimientos destacados se esta Semana Santa, en la glorieta de Sotomayor, se celebra una representación viviente de la entrada de Jesús en Jerusalén.

entrada en Jerusalen
Foto Original de José Guerrero

 

El Lunes Santo dan comienzo las procesiones nocturnas, con la representación del Vía Crucis de la Hermandad del Cristo del Perdón.

El Martes Santo es momento de la Virgen de las Angustias, que se caracteriza por ser el único paso de la Semana Santa de Cuevas que es llevada a hombros por mujeres.

El Miércoles Santo procesionan San Juan Evangelista y la virgen de la Esperanza popularmente conocida como ‘La Macarena’, que es llevada hombros por costaleros.

El Jueves Santo, desfila María Santísima de los Dolores y Nuestro. Padre Jesús Nazareno, que es llevado por braceros con la cara tapada. Durante la madrugada, tiene lugar la procesión del Cristo de los Galeras, el cual, es custodiado durante toda la noche en la ermita del Calvario para el día siguiente ser devuelto a la Iglesia de la Encarnación.

La mañana del Viernes Santo, solemne acto de penintencia de todas las cofradías, con la presencia de auténticos pasos vivientes, compuestos por escenas la Pasión y Muerte de Jesús, con la presencia de su tradicional ‘la Judea’, una representación viviente única en el mundo. Está basada en la escena bíblica, en la cual 7 u 8 personas acompañan a Jesús camino de su crucifixión, portando una cruz de madera a la espalda.

La judea

Está basada en la escena bíblica, en la cual 7 u 8 personas acompañan a Jesús camino de su crucifixión, portando una cruz de madera a la espalda.

Por la noche tiene lugar la procesión del Santo Entierro de Cristo, en la cual participa la Hermandad de María Santísima de los Dolores, acompañando a su hijo Jesús, ya fallecido. Es una procesión muy solemne y silenciosa en la que las mujeres van vestidas de ‘Manola’ acompañando al Sepulcro.

El Domingo de Resurrección tiene lugar una de las procesiones más antiguas y tradicionales de Cuevas, organizada por la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad. Esta procesión representa el Encuentro de Jesús con su madre María. Su peculiaridad reside en que cuando van pasando las imágenes por las distintas calles del municipio, los vecinos les tiran desde sus balcones pétalos de flores.

Estos días podemos descubrir Cuevas del Almanzora, y sobre todo su Semana Santa.

Sí quieres conocer, durante los fines de semana, la población de Cuevas del Almanzora y de sus pedanías; su historia, sus costumbres y tradiciones, sus fiestas el guía turístico José Antonio,  te ofrece visitas guiadas y excursiones para conocer tanto la localidad como las diferentes pedanías del término municipal, trabaja tanto para particulares como para agencias de viajes.

Te puedes poner en contacto él, pinchando aquí.

Nota:

Toda la información aquí existente, así como fotos han sido obtenidos de las páginas públicas: Wikipedia, Andalucia.org, turismo Almería de la Excma. Diputación Provincial, páginas de los diferentes ayuntamientos, así como otras páginas de promoción turística. Los vídeos se han compartido los enlaces directamente de las páginas públicas de Youtube.

Se agradece especialmente a José Guerrero las fotografías y a Indalencia Modesto, los vídeos.

Anuncios

PLAYAS DE CUEVAS DEL ALMANZORA.

El término municipal de Cuevas del Almanzora cuenta con un litoral muy variado y accidentado convierte a muchas de estas playas y calas en verdaderos tesoros paisajísticos.   Muchas de ellas son playas y calas aisladas y con alguna dificultad de acceso. Comenzamos nuestro recorrido desde el TM de Pulpí, al final de mismo nos encontramos con la playa de  Pozo del Esparto. Inmensa playa de casi dos kilómetros de longitud y donde la media de su anchura es de 25 metros, se encuentra entorno al pequeño núcleo de población de Pozo el Esparto.  Aparcamiento, servicios hosteleros contiguos y servicio de limpieza. Mezcla de arena fina y grava. A partir de esta playa y hasta llegar a la localidad de Villaricos se suceden una tras otra todas las pequeñas y bellas calas Unas con mejor acceso que otras.

La  denominada Cala Panizo. Es una pequeña cala de unos 750 metros de logitud con una anchura media de unos 25 metros. Es una cala arenosa de aguas tranquilas. Numerosos escollos y roquedas. Familiar.

La siente que nos encontramos es  Cala Cabezo Negro .Una pequeña cala de apenas 50 metros de longitud de la anchura media de la arena es de unos 15 metros.  Es una zona muy tranquila. Con pequeños recodos escondidos y arenas doradas y finas. Se encuentra a 100 m. de la carretera. Rocas negras que se asemejan a ballenas a escasos metros de la orilla. Arena blanca media. Destaca por sus aguas transparentes y la tranquilidad del entorno.

Muy cerca de la anterior se encuentra El Calón, con una extensión de más de 500 metros y una anchura media de unos 25 metros.   Playa semiurbana sin paseo marítimo principalmente compuesta por bolos y rocas y grava y arena oscura. Dispone de servicios de restauración cercanos, brigada de limpieza y aparcamientos. A pesar de contar con estos servicios no suele estar masificada.

A continuación nos encontramos con dos pequeñas calas, Cala Dos Hermanas y Cala Machuela. Conforman este espacio costero dos calas medianas de unos 300 ó 400 metros cada una separadas por una barra de arrecifes. Se trata de dos playas totalmente salvajes y espaciosas de arena blanca gruesa, alejadas de la carretera y de las urbanizaciones, ideales para el paseo y el buceo.

Aguas Cristalinas

En el siguiente recodo de la costa se encuentra la tranquila Cala Mal Paso. Una empinada pendiente nos lleva a ella. Es de una gran belleza. Arena dorada fina y barrera arenosa que conforma un espigón natural de gran atractivo. Aguas muy tranquilas.

A continuación se engloban  dos o tres pequeñas calas de arena fina muy tranquila, conocida como Cala Cristal situadas a unos 100 metros de la carretera. Sólo existe una casa cercana. Desde la carretera se contempla un impresionante paisaje, con numerosas rocas que surgen del agua y los pequeños bancos de arena intercalados. Su extensión es de 170 metros por 15 metros de ancho. Aunque no existe una zona reservada especialmente para el submarinismo, la Cala Cristal resulta muy recomendable para la práctica del buceo y la pesca por la cantidad de rocas que presenta.

Llegamos a El Embarcadero Viejo acoge unas ruinas mineras que constituyen la única edificación que se encuentra en la playa. De aguas totalmente cristalinas y zonas naturales de sombra, esta cala tuvo en otro tiempo una importante actividad minera. Dan fe de ello los restos existentes: cargadero, viviendas y depósito de mineral  y torres cercanas. Con una extensión de 100 metros por una media de 20 metros de ancho.  También es una zona muy recomendable para la pesca y el buceo.

El acceso a la siguiente cala merece la pena, a pesar de tener que recorrer a pie unos 400 metros en descenso. El paseo merece la pena porque es quizá la más hermosa de la zona.  Se trata de la denominada Cala del Peñón Cortao. Varias rocas frenan la fuerza del oleaje. Cuenta con zonas de sombra natural. En ella vamos a destacar las muy interesantes  formas que adoptan las rocas, así como por la claridad de sus aguas.

Cala Cristal -

Muy cerca ya de Villlaricos nos encontramos una extensa y rectilínea franja arenosa de más de 300 m. conforma Cala Invencible. Es una Cala bastante rocosa con interés para los que quieran observar los fondos marinos. Existe un mirador – paseo marítimo parcial – junto antiguo Cuartel de la Guardia Civil.

Para finalizar el desnivel de la costa nos encontramos con Cala Dolores. Con una grava oscura es mucho más abierta que las anteriores. Tiene una extensión de unos 150 metros por 25 metros de anchura media.

Ya en el entorno de Villaricos nos encontramos con la Cala La Esperanza. De fácil acceso y ocupación alta, pierden el encanto de las calas vírgenes pero ganan en servicios y limpieza.

También en el entorno de Villaricos nos encontramos con  Cala Verde. Rodeada por el paseo marítimo y viviendas. Grava oscura y aguas tranquilas. Ideal para no desplazarse del núcleo urbano y para disfrutar de los numerosos restaurantes existentes. Roquedales y arrecifes naturales.

Calas Cuevas del Almanzora

Pasado el pueblo, al final del paseo marítimo, junto al castillo,  se sitúa  Cala Luis Siret, junto a al puerto Villaricos también conocido como la Balsica. Se trata de una acogedora cala de aguas limpias y tranquilas con acceso para minusválido. Su nombre hace referencia al ilustre arqueólogo que ha descubierto los yacimientos de los alrededores del municipio. 

Desde el final de la anterior Cala hasta la desembocadura del río Almanzora se le denomina El Playazo de Villaricos. Donde destaca sobre todo por la amplitud de la arena, es una zona muy utilizada por las auto caravanas que pasan allí largas temporadas.

Enclavada en una zona de abundante vegetación, la forma un extenso banco de arena fruto de la sedimentación de la desembocadura del río Almanzora. Se encuentra playa La Fábrica del Duro.  En las inmediaciones se forma una pequeña laguna. Fondo poco profundo y aguas muy tranquilas. Limpieza pública y acceso para vehículos fácil.

La última playa es quizás la que cuenta con mayor afluencia de gente, se trata de Quitapellejos (Palomares). Esta playa cuenta con abundantes servicios, duchas y limpieza diaria. Zona cercana de chiringuitos y restaurantes. Pequeño bosque donde guarecerse del sol y poder practicar el pic-nic.

Ya que visitas las playas de Cuevas del Almanzora, no te olvides de visitar los demás lugares de interés del término municipal. Puedes pedirle al Guía Turístico José Antonio Alías, (autor de esta página) que te realice una visita guiada a media. Pincha aquí para contactar con él.

EL SANTO NEGRO – UN HÉROE DE LA CARIDAD

En nuestro paseo por las calles de Cuevas del Almanzora, y al llegar a la plaza de la constitución, nos va a llamar a atención que en el centro de la misma hay una estatua de bronce sobre un pedestal de mármol blanco de Mácael.  Si al pasar por allí, y sin leer su inscripción le preguntamos a un vecino, nos va a decir “se trata del Santo Negro”. Entonces más nos va a picar la curiosidad de conocer al personaje representado en la estatua.

Santo Negro

Se trata de don José María Muñoz y Bajo de Mengíbar, también conocido como el “héroe de la caridad”. No nació en Cuevas del Almanzora. Pero si tuvo relación con ella, para ello lo mejor es la biografía que se publicó en el libro “Perfiles, semblanzas y notas biográficas de cuevanos y cuevanas ilustres”, de Pedro E. Martínez Navarro. Arráez Editores. Dice textualmente:

“nació en Cabezuela (Cáceres) el 28 de abril de 1814 en el seno de una familia de medios económicos más bien escasos, que recibió una sólida educación religiosa en su pueblo natal y en los Seminarios Conciliares de Coria y Plasencia, en los que ingresó con el propósito de ordenarse sacerdote, pero los acontecimientos históricos vinieron a truncarle la carrera religiosa y a encaminarlo por otros derroteros muy distintos, por los que llegó a convertirse en un rico empresario de la minería y la construcción.

Se casó con Carlota Ortiz, de escasos medios económicos y con la que tuvo dos hijos, José y Carolina. A medida que su fortuna se iba incrementando, fue dando muestras de una bondad y un altruismo cada vez mayores, llegando a fundar en su pueblo natal una maternidad, un hospital y dos escuelas, otorgando becas para carreras y oficios. Estando en América dejó en libertad a los cuatro esclavos con los que le habían pagado una deuda de doscientos mil reales.

José Maria Muñoz

Debido a problemas de salud se estableció definitivamente en Alicante, donde hizo constantes y cuantiosos donativos en favor de los pobres, estableció cien camas para leprosos y los dotó de doble traje y todo lo necesario para aseo, alimentos y medicinas. Entregó doce mil reales para que se repartiesen en premios a la virtud y construyó el doble muro que circunda el asilo de niños y niñas.

En Valencia mandó construir bellas y ricas esculturas para dotar de imágenes la Iglesia de Peñas-Albas. Y así podríamos seguir enumerando una interminable relación de casos de beneficiencia.

Pero donde principalmente quedó demostrado su altruismo y caridad fue en las famosas inundaciones que en octubre de 1879 asolaron las provincias de Alicante, Murcia y Almería, en las que no se limitó su caridad a socorrer con dinero a los necesitados. Llegó incluso a dar cobijo en su propia casa a huérfanos sin amparo, si hemos de dar crédito a la anécdota que Bolea y Sintas recoge en su estudio del personaje. Cuenta este erudito que, estando don José María en Cuevas, se le presentó una anciana con una niña en brazos y un niño cogido de la mano. Al saber que los padres habían perecido ahogados en la inundación, tomó a los niños a su cargo y los educó en su casa a la par que a sus hijos.

A pesar de todo ello no fue hombre que recibiera muchas muestras de agradecimiento por la labor caritativa que había desarrollado. El Gobierno sólo lo premió con la Gran Cruz de Beneficiencia, pero el pueblo supo hacerlo “Marqués de la Caridad” y sí dio muestras de su gratitud. Cabezuela, su ciudad natal, lo nombró Hijo Predilecto y le levantó una estatua de bronce que actualmente ocupa el centro de una plaza pública. El Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora, delante de cuya fachada se encuentra la estatua de “El Santo Negro” erigida en su honor como “Héroe de la Caridad”, lo nombró Hijo Adoptivo el 14 de abril de 1880 en un pleno municipal.”

Con estos datos ya se conoce quién fue este personaje y quedarían más cosas por contar. El Por qué se le conoce como el santo Negro….. Pero todo eso lo podéis vivir en una visita guiada a Cuevas de Almanzora, donde además descubriréis sus personajes, sus museos, en definitiva su historia.

Esto es parte de una  visita guiada que el Guía José Antonio Alías, te puede realizar para conocer el entorno, Bajo la denominación de Descubre Cuevas del Almanzora .

CASTILLO DE VILLARICOS – TORRE DE CRISTAL

A la orilla del mar se encuentra la pedanía de Villaricos, perteneciente al término municipal de Cuevas del Almanzora. En ella nos vamos a encontrar, justo a nuestra llegada, una torre al igual que sus hermanas Macenas y la Mesa de Roldán, constituían en el S.XVIII el punto de vigilancia de la costa, ante la frecuente llegada de piratas beréberes a estas costas, en busca de esclavos. En esa época se mandaron construir  numerosas  atalayas costeras. Fueron  levantadas por todo el litoral de la provincia con son  estructuras arquitectónicas más elementales pero también las más numerosas por su valor estratégico.

Castillo de Villaricos

Es un pequeño castillo con planta en forma de herradura. La parte que se asoma al mar, muestra un muro en forma de talud que termina en ángulo con la fachada principal.

En sus once metros de altura se reparten dos plantas y una terraza cerrada por un grueso muro por el que se distribuyen un buen número de saeteras y troneras. El interior presenta techos abovedados en su primera planta.

Plano de las Atalayas

Curiosamente el Castillo de Villaricos o Torre de Cristal, como se le denomina, se encuentra al lado de lo que fue la ciudad Baria. Una de las ciudades más importantes de la época fenicia en la península ibérica y cuyo nombre dio lugar a la ciudad de Vera, cuyo término municipal se encuentra a tan sólo un par de kilómetros.

Visitar esta “torre de cristal”, es adentrase en una oficina de turismo y en una sala de exposiciones de carácter temporal.

Partiendo desde este punto podremos conocer de la mano de un guía turístico oficial, la historia de Baria, de su necrópolis, de cómo fue avanzado la historia y se convirtió en un importarte puerto para el embarque del mineral de las sierras próximas.

Castillo de Villaricos 2

Esto es el comienzo de una  visita guiada que el Guía José Antonio Alías, te puede realizar para conocer el entorno, Bajo la denominación de Descubre Cuevas del Almanzora  – Villaricos.